La omnicanalidad es la integración de todos los canales existentes en el mercado, de manera que permita generar cambios para que un cliente que inició una comunicación por una vía de interacción pueda continuarla por otra.

La capacidad de poder analizar el big data es necesaria, el pensar en cómo explotar la información que recepcionamos, y tener la capacidad de analizarlos. Debemos recordar que la información que tenemos nosotros mismos como organización, es la que se genera día a día con las interacciones del cliente, para convertirla en una información valiosa.

Rafael Huamán, socio EY