Santiago Perdomo nos comenta que los clientes esperan cambios digitales más rápidos y destaca el valor del diseño orientado al usuario, requisitos que serán necesarios para introducirnos así en el mundo de la banca digital. Hoy, los bancos tienen como oportunidad la información valiosa que poseen; sin embargo deben saber cómo utilizarla y recolectarla. La desventaja que tienen es que están “atrapados” por los empleados, la regulación, los bienes y en general por todo lo que encierra la institución financiera y es difícil tomar la decisión de trasladarse a un mundo nuevo, es decir el mundo digital. El principal riesgo que tiene el banco es el de desaparecer y es necesario que se adapte a la tecnología para evitarlo.

Santiago Perdomo, Presidente, Banco Colpatria.